Escuchanos ONLINE

Loading ...
Loading ...

Poder Ejecutivo permanece en silencio por su propia sobrevivencia política

16 enero 2024

Estrategia. Analistas señalan que la presidenta Dina Boluarte no se pronuncia por temas relevantes ni normas impulsadas por el Congreso para garantizar su permanencia en el poder.

La presidenta Dina Boluarte suele guarda silencio en temas que le pueden traer problemas con el Congreso, como los reiterados intentos por remover a la Junta Nacional de Justicia (JNJ), la ley que elimina la obligatoriedad de las elecciones primarias abiertas obligatorias y simultaneas (PASO) y la reciente promulgación de la ley forestal.

Para la analista política Paula Távara, su falta de cuestionamientos a estos temas se explica en la dependencia que tiene hacia el Legislativo, al que no puede enfrentarse porque le permite sobrevivir en el poder y evitar, incluso, una posible vacancia.

“El poder está suscrito dentro del Congreso y el Ejecutivo no puede confrontarlo porque implica amenazar su propia supervivencia. Además, la posibilidad de una vacancia no deja de estar nunca allí. Dina Boluarte seguirá siendo presidenta en tanto la coalición autoritaria dentro del Congreso considere que le es útil”, sostuvo.

Respecto a su omisión sobre la promulgación de la ley forestal, manifestó que esta se explica porque estamos frente a un régimen que se identifica con los intereses económicos del empresariado, sobre aquellos de carácter social o ciudadanos.

“Este es un Gobierno que defiende intereses económicos y empresariales por encima de intereses medioambientales, de protección de la población indígena. Entonces, (el Ejecutivo) no va a manifestarse en contra porque probablemente está a favor de la ley forestal”, afirmó Távara.

Consideró que la falta de reacción del régimen de Boluarte frente a los embates del Congreso contra la JNJ guarda relación con las expectativas de sus integrantes de que, ante una eventual captura de esta institución, los jueces y fiscales serán más laxos cuando tengan que enfrentar a la justicia.

“Si la JNJ queda tomada por la coalición autoritaria, puede hacerse más fácil para ellos cuando llegue el momento de enfrentar a la justicia. Es decir, que jueces y fiscales sean más proclives a tratarlos bien, a no condenarlos o a proceder de una forma que les convenga”, explicó la analista.

Sobre su falta de reacción en el caso de las PASO, subrayó que ese gesto está “vinculado a no tocar los intereses de los partidos políticos que tienen bancadas en el Congreso y que la sostienen en el poder”.

Silencio cómplice

Por su parte, el analista político David Sulmont dijo que hay un cuestionable mutismo por parte este Gobierno, en la medida que no se enfrenta a las iniciativas del Congreso para asegurar su propia sobrevivencia en el poder hasta el 2026.

“Es un silencio cómplice, en el sentido de que refleja ese pacto de no agresión que hay entre el Congreso y el Ejecutivo que les permita a ambos quedarse hasta el 2026”, indicó.

Recalcó que Boluarte no se pronuncia por ningún tema trascendente porque ejerce una presidencia muy débil, en vista de que no tiene una perspectiva política de hacia dónde encaminar al país ni un plan de Gobierno que ejecutar.

“En general, este Gobierno no se pronuncia sobre nada importante; no defiende nada, salvo su propia sobrevivencia política. Boluarte no tiene un plan de Gobierno, no tiene un plan de reformas, no tiene una visión política de hacia dónde llevar el país, no está luchando por nada. Es un Gobierno que no tiene ideas; y si no tiene muchas ideas tampoco dice mucho y no se opone a nada”, afirmó.

Fuente: La República.