OMS señala que vacunar a los niños contra la COVID-19 es beneficioso, pero poco urgente

24 noviembre 2021

Los menores suelen tener síntomas moderados si se contagian. Sin embargo, vacunar a niños y adolescentes puede reducir la transmisión del coronavirus en personas mayores, enfermos crónicos y personal sanitario.

El comité de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el análisis de vacunas contra la COVID-19 afirmó este miércoles 24 de noviembre que la vacunación de niños adolescentes puede ayudar en la lucha contra la pandemia, pero es “menos urgente” que la inmunización de otros grupos de mayor riesgo.

Niños y adolescentes suelen tener síntomas moderados de la enfermedad si se contagian, por lo que su inmunización es menos prioritaria que la de personas mayores, enfermos crónicos y trabajadores sanitarios, recordó un comunicado del Grupo Asesor Estratégico de Expertos de la OMS (SAGE, por sus siglas en inglés).

No obstante, vacunar a niños y adolescentes puede reducir la transmisión del coronavirus en esos grupos de edad y también entre ellos y los adultos, por lo que puede evitar que se tomen medidas tales como cierres de aulas, lo que previene perturbaciones en la educación de los escolares, admitió la nota de SAGE.

Ante todo ello, los sistemas sanitarios nacionales “deben considerar los beneficios individuales y de toda la población a la hora de inmunizar a niños y adolescentes”, destacaron los expertos.

Por otro lado, la OMS recuerda que persiste la desigualdad de acceso a las vacunas, por lo que antes de considerar la vacunación a adolescentes y niños, los gobiernos deben considerar que las dosis sean antes accesibles a los grupos de mayor riesgo.

“Mientras algunas partes del mundo afrontan grave escasez de vacunas, los países que han logrado altas tasas de inoculación entre su población de riesgo deben compartir dosis a través de Covax”, señaló SAGE en alusión a la plataforma de la OMS para redistribuir vacunas a países más necesitados.

OMS teme 700.000 muertes adicionales por COVID-19 en Europa

La OMS indicó el último martes que teme que el resurgimiento de la pandemia de coronavirus en Europa provoque 700.000 muertos adicionales de aquí a marzo si la tendencia actual continúa, y eleve el total de decesos a 2,2 millones en la región.

Según explicó el organismo en un comunicado, “cabe esperar” que los servicios de cuidados intensivos se vean bajo presión alta o extrema “en 49 de los 53 países que componen la región Europa de aquí al 1 de marzo de 2022″ y que “los muertos acumulados contabilizados superen los 2,2 millones hasta la primavera”. Actualmente, en la región han muerto 1,5 millones de personas debido a la enfermedad.

Para la OMS, el incremento de los casos se explica por la combinación de tres factores: la virulencia de la variante Delta, la cual es muy contagiosa, la vacunación insuficiente y una flexibilización de las restricciones sanitarias.

Fuente: La República.