Devolverán dinero que no se invirtió para combatir violencia contra la mujer

12 diciembre 2020

Ministra de la Mujer, Silvia Loli, reveló en conversatorio que partida presupuestada no se había gastado.

En momentos en que las cifras sobre la violencia contra la mujer presentan cifras preocupantes, las autoridades, al parecer, no toman decisiones para invertir los fondos disponibles para contrarrestar esa problemática.

Al menos, eso es lo que dejó entrever la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Silvia Loli, quien en evento organizado el pasado jueves por el Grupo Impulsor Inversión en la Infancia que dirige el padre Gastón Garatea, reveló que su portafolio deberá devolver los recursos que no fueron invertidos en la lucha contra la violencia hacia la mujer.

Aunque no precisó el monto que retornará al Tesoro Público, Loli señaló que, en noviembre pasado, al asumir el cargo vio con sorpresa que este año “no se había gastado ese dinero, y con vergüenza ese dinero que no se ha invertido se va a tener que devolver”.

Sin embargo, la ministra dio precisiones sobre el uso de esos recursos. “Nunca ha existido un presupuesto para combatir específicamente la violencia contra niñas y adolescentes, lo que ha habido es un presupuesto para combatir la violencia familiar y principalmente dirigido a las víctimas de este tipo de violencia, ni siquiera por violencia sexual. Es un reto y lo vamos a conseguir”, enfatizó la funcionaria refiriéndose a la prioridad de lograr un presupuesto dirigido específicamente a combatir la violencia contra niñas y adolescentes.

En ese marco adelantó que se tomarán acciones para mejorar el rol de las Demunas y del programa Aurora que tendrá mayor dinamismo en sus acciones de prevención y control de la violencia.

Sobre las Defensorías Municipales del Niño, Niña y Adolescente (Demunas), la ministra Loli, hizo un llamado de atención a las municipalidades para que fortalezcan el rol de esas entidades.

“Se tiene que fortalecer el rol de las Demunas en materia de prevención de la violencia contra niñas y adolescentes. Se debe tener un conjunto de personas que puedan garantizar el rol que tienen que cumplir. Lamentablemente cuando se dan fondos para fortalecer servicios de la Demuna, su servicio no siempre es priorizado por las propias municipalidades”, subrayó.

ERRADIQUEMOS EL MACHISMO

En el evento denominado: “Ni una más, estamos indignados. ¡Esto debe parar!”, participó el padre Gastón Garatea, miembro directivo de Inversión en la Infancia, y un panel de expertos conformado por Patricia Ames, antropóloga y miembro del Consejo Nacional de Educación (CNE); Lourdes Febres, directora de la ONG Acción por los niños; el general PNP (r) Augusto Sánchez, de la Policía Nacional, comisionado del Ministerio del Interior para la Lucha Contra la Violencia hacia la Mujer; y Eliana Revollar, defensora adjunta de la Mujer, de la Defensoría Del Pueblo.

El padre Gastón Garatea afirmó que la violencia contra niñas, adolescentes y mujeres no es un problema que las abarca a ellas. “Nos abarca a todos”, remarcó. Calificó como “una locura que muchos hombres no sepan cómo convivir y tratarlas. Esto tiene que ver con la educación que han recibido. Lamentablemente el machismo reina entre nosotros y es fruto de la educación que muchos han heredado”.

Patricia Ames, señaló que “hay dos frentes de trabajo contra la violencia: uno es la atención a las víctimas, y otro, cambiar la cultura de normalización del uso de la violencia”. Recordó que el 2015 se erradicó el castigo físico y humillante, “pero esta cultura continúa y debe desaparecer”, aseguró. “Desde pequeñas, se debe educar a las niñas para generar en ellas un patrón que no permita aguantar ese tipo de comportamientos”, recalcó.

Eliana Revollar, afirmó que para la Defensoría del Pueblo es necesario que haya una respuesta mucho más efectiva en relación a la violencia contra la mujer y la niña en el Sistema Especializado de Justicia, integrado por la Policía Nacional, el Ministerio Público, el Poder Judicial y el Ministerio de Justicia.

“Sabemos que las denuncias que se dan no reflejan la verdadera realidad de esta problemática. Este Gobierno debe fortalecer políticas y, por supuesto, darle el presupuesto, la atención y el respaldo político a una problemática que sigue en incremento”, comentó.

Lourdes Febres afirmó que “es fundamental potenciar el trabajo local con las Demunas y generar toda una estrategia de prevención para combatir la violencia contra niñas y adolescentes”. Agregó que son un servicio importante para la niñez “porque los gobiernos locales tienen el rol de articular un conjunto de servicios para combatir la violencia por su cercanía con la población”.

Finalmente, el general Augusto Sánchez, aceptó que “en la Policía Nacional se dieron fallas en el manejo del tema de la violencia contra la mujer por desconocimiento de la ley, pero –aseguró- con el tiempo estas fallas se han ido corrigiendo por medio de capacitaciones al personal policial”.

Aseguró que “se está viendo un cambio de actitud frente a la violencia contra las niñas y adolescentes, sin embargo, aún hay un trabajo que necesita ser reforzado entre Ministerio del Interior y el Ministerio de la Mujer”, subrayó.

TENGA EN CUENTA

  • De acuerdo al Boletín Aurora del MIMP, entre enero y octubre de este año 79 mil 220 mujeres han sido víctimas de abuso.
  • De ellas 16 mil 60 son niñas y adolescentes, de las cuales 5 mil 808 fueron víctimas de violencia sexual, 4 mil 226 de violencia física y 6 mil 26 de violencia psicológica.
  • Según el Registro del Certificado de Nacido Vivo del Ministerio de Salud, más de 700 niñas entre 0 y 14 años se han convertido en madres. Dentro de los casos mencionados, 20 son niñas menores de 10 años.

Fuente: Perú21.