Cusco: en diez días empresas de trenes presentará sus propuestas en Machupicchu

01 diciembre 2020

El 10 de diciembre las empresas deberán exponer o presentar por escrito sus propuestas para mejorar el servicio de trenes para incentivar el turismo hacia la maravilla mundial.

Empezó el diálogo entre el Gobierno nacional, las autoridades regionales y locales, las empresas operadores del servicio de trenes hacia Machupicchu y la población para encontrar soluciones a los cuestionamientos de las tarifas y frecuencias del servicio ferroviaria. La cita empezó ayer a las 11.00 horas en el distrito de Machupicchu. Asistieron los viceministros de Transportes, Paul Caiguaray Pérez, y de Turismo Lyda García, el gobernador Jean Paul Benavente, alcalde de Machupicchu Darwin Baca y congresistas de Cusco y Apurímac.

Después de más de cuatro horas de conversación -en la que también intervinieron los pobladores- se acordó sostener una nueva reunión el 10 de diciembre. Ese día las empresas deberán exponer o presentar por escrito sus propuestas para mejorar el servicio de trenes para incentivar el turismo hacia la maravilla mundial.

La población de Machupicchu protestó en días pasados pidiendo seis medidas.

La principal es que se respete las tarifas vigentes antes del 15 de marzo del 2020. Una de esas tarifas es que los turistas nacionales paguen S/ 20.00 ida y vuelta entre Ollantaytambo y Machupicchu. Esa demanda está casi resuelta, porque PeruRail informó que desde hoy los turistas peruanos podrán usar el servicio de tren local a S/ 12.00 solo ida o solo vuelta.

La segunda demanda es que las dos empresas operadoras (PeruRail e Incarail) implementen trenes para el turismo nacional, para el turismo receptivo y para los pobladores locales de Santa Teresa, Machupicchu, Ollantaytambo, Urubamba, Valle sagrado, Huarocondo, Izcuchaca y Cusco. Plantean cinco frecuencias tradicionales que ya existen de Ollantaytambo con seis coches mínimo.

Asimismo, un tren para turismo nacional que esté conformado por tres frecuencias de trenes cada convoy con mínimo de seis coches.

Mientras que a IncaRail le piden que gestione autovagones de turismo y comunidad andina con dos frecuencias de vagones cada convoy con mínimo de cuatro vagones, donde viajarán los turistas de la comunidad andina y peruanos de todas las regiones. “A un costo máximo de 15 dólares ida y vuelta”, proponen.

Las otras cuatro demandas son más fáciles de ser cumplidas.

Fuente: La República.